México se encuentra ocupa el tercer lugar, sólo después de China y Singapur, entre los 60 países que perciben mayores cantidades de radiación solar y conforman el denominado cinturón solar ubicado entre los trópicos de Cáncer y Capricornio. Esta condición impulsada también por el cambio climático provoca un mayor ascenso de las temperaturas, en general y particularmente en verano, donde en algunos momentos del día, llegan a ser totalmente insoportables. 

La arquitectura se ha servido de diferentes sistemas para proteger los edificios de la radiación solar y reducir el efecto de las pérdidas o ganancias térmicas asociadas a las ventanas y superficies de vidrio en fachadas. Para conseguir esta eficiencia energética requerida uno de los aspectos fundamentales es la protección solar, que evita el sobrecalentamiento en el interior de edificios. Mediante un adecuado control de la luz solar se consigue reflejar y disipar la energía fuera del espacio habitable, reduciendo de esta forma la demanda energética.

En este articulo hablaremos de algunos de los sistemas pasivos más eficaces para proteger un edificio de la radiación solar en verano y así conseguir unas temperaturas más confortables en su interior. 

Durante el verano, en los momentos del día en los que la radiación solar es más fuerte el sol incide sobre nuestras construcciones con un ángulo que alcanza los 70º, lo que supone una mayor exposición a la radiación solar. Las fachadas este y oeste en una construcción son las menos expuestas al incidir el sol en un menor grado de inclinación, mientras que en las fachadas orientadas al sur el sol alcanza una mayor inclinación y en consecuencia se afectan más por consecuencia de la radiación solar. Las fachadas orientadas al sur sufren los momentos más calurosos del día, los mejores sistemas de protección solar para estas áreas son sistemas horizontales ya que, al interponerse entre el sol y nuestros edificios, generarán una zona de sombra mayor que limita la incidencia solar directa. La fachada oeste, por donde se pone el Sol, tras estar expuesto el edificio durante todo el día a la radiación solar en otras orientaciones, también es, junto a la orientación sur, una de las que más se ve afectada por los efectos del sobrecalentamiento que provoca la incidencia directa de la radiación solar.

Proyectando zonas de sombra sobre las ventanas y fachadas conseguimos que nuestro edificio absorba una cantidad menor de radiación solar y esto nos permite también regular mejor la temperatura en el interior. Estos son algunos sistemas arquitectónicos que nos permitirán controlar la radiación del sol y estar un poco más frescos dentro de nuestras viviendas.

TOLDOS

Nuestros edificios están sometidos a la radiación solar desde que el sol sale hasta que se pone. La instalación de un toldo puede disminuir la temperatura de su habitación de 2 a 5º en función de su color y de la hora en la que ha sido abierto. Por esta razón, los toldos no deben desplegarse exclusivamente cuando veamos que el sol entra por la ventana o por la terraza, si no durante todo el día, e incluso, algunas veces durante la noche ya que generarán una barrera frente a la radiación solar que, en definitiva, hará que los materiales de nuestro edificio se calienten menos.

El color de un toldo también es muy importante, aunque encontramos toldos de todos los tipos y colores, el color blanco es el que mejor se comporta frente a la radicación solar ya que es muy reflectante. Entre un toldo oscuro y un toldo blanco, la diferencia en cuanto eficacia puede llegar al 15%. Lo mismo ocurre con la transparencia. Así, cuanto menos transparente y más claro sea un toldo, mejor funcionará.

La instalación de un toldo en un área altamente expuesta a la radiación solar puede reducir del 30 a 50% el consumo eléctrico de una climatización. Si su toldo también está equipado con un automatismo, puede regular la temperatura interior durante el verano de este modo, sin requerir climatización durante gran parte del día.

ALEROS

Los aleros son sistemas pasivos de protección solar fijos e instalados perpendiculares a la fachada que, bien calculados, permiten proyectar sombra sobre la fachada, ventanas y terrazas de un edificio, pero dejan pasar la radiación solar en invierno. Los aleros pueden ser fabricados en diferentes materiales y medidas de proyección que deberán de ser calculadas dependiendo de la orientación de su ubicación en la fachada y el diseño de sus componentes. Son un método muy eficaz para evitar que nuestro edificio se caliente excesivamente pudiendo llegar a reducir en torno a un 40% la incidencia de la radiación solar. Al tratarse de elementos fijos y horizontales, los aleros no son eficaces en orientaciones oeste y este en las que el sol incide en la vivienda con un ángulo más bajo. Pero son ideales en la orientación sur.

PÉRGOLAS Y VEGETACIÓN

La pérgola es un excelente recurso para obtener una acogedora zona de sombra en el jardín, el ático o la terraza. Es una estructura permanente y decorativa, por lo general de madera o hierro, aunque las tendencias actuales se inclinan más por utilizar perfiles de aluminio lacados o revestidos con folios especiales texturizados que compiten en apariencia con la madera natural.

A la hora de diseñar una pérgola es fundamental analizar la trayectoria del sol con el fin de definir la posición de las lamas o duelas asegurándonos de que su cobertura será óptima en las horas de mayor radiación. Una vez que sepamos como incidirá el sol y con qué intensidad, su exposición al viento; podremos determinar las necesidades de cobertura que deberán de contemplarse en el diseño. La disposición, forma y separación de las lamas, además de su proyección perpendicular al plano de la estructura, contribuyen a regular la temperatura por efecto del enfriamiento natural que origina la circulación del aire ambiental alrededor del entramado de perfiles que forman la cubierta.

La eficiencia de las pérgolas puede aumentar si considerarnos combinarlas con especies vegetales de hoja caduca que crezcan por toda su extensión. El ciclo de caída de las hojas coincidirá con las estaciones de invierno y verano y así la pérgola será más o menos permeable a la radiación solar según la época del año. En invierno no habrá hojas y dejaremos que el sol caliente el edificio, en verano la pérgola estará repleta de hojas y evitará con mayor eficacia el recalentamiento de nuestra fachada.

Además, durante el día, la vegetación genera un efecto llamado evapotranspiración que, básicamente, resulta en liberar humedad al ambiente cercano, generando una mayor sensación de frescor. Por eso, plantar vegetación de hoja caduca cerca de la fachada de un edificio en climas cálidos es buena idea. 

LOUVERS DE CONTROL SOLAR 

Los sistemas exteriores de lamas fijas de control solar, verticales u horizontales resultan muy eficaces como barrera contra la radiación solar. Estos sistemas instalados verticalmente están especialmente indicados para aquellas orientaciones donde la radiación solar incide con un ángulo menor, estas son la orientación este y oeste, donde los sistemas de protección solar horizontales no son tan eficaces ya que el Sol está bajo y puede incidir en la fachada y las ventanas. Las instalaciones de lamas en posición horizontal se recomiendan para las fachadas más expuestas orientadas al sur considerando para ello diseños proyectados perpendiculares a la fachada que pueden llegar a bloquear el 80% de los rayos solares. 

Estos sistemas vinculados normalmente con grandes superficies de vidrio altamente expuestas a la incidencia directa de los rayos solares se instalan como una segunda piel exterior que se integra con facilidad a los volúmenes que dan forma y personalidad al edi­fico. El aspecto general es el de una fachada de cristal cubierta por una serie de lamas horizontales de aluminio que protegen la piel interior del edificio de la entrada directa del sol. Sin embargo, desde el interior, la Louver de la fachada prácticamente desaparece. La visión del entorno desde el interior es absoluta, permiten la entrada de luz indirecta y evitan el calentamiento de la estancia logrando una correcta iluminación de los interiores. 

FILTROS SOLARES PASIVOS

Construida con materiales translúcidos, las aplicaciones de perfiles y láminas perforadas en fachadas forman parte de las opciones de diseño con las que el proyectista cuenta para el cierre vertical en un edificio. La superficie perforada separa dos ambientes luminosos, permitiendo la penetración de luz y difundiéndola a través del material translúcido.

El dinamismo alcanzado en el desarrollo de fachadas ventiladas ha sido favorecido por la aplicación de paneles perforados y louvers de diseño que permiten que el aire fresco y la luz natural entren en el interior y a la vez protegen de las radiaciones solares y del calor. La superficie perforada actúa como un filtro solar permitiendo la vista desde el interior del edificio durante el día, mientras la vista desde el exterior permanece bloqueada. Durante la noche se invierte el efecto siempre y cuando se mantengan encendidas las luces al interior del edificio. Esta misma condición, es aprovechada por algunos diseñadores para iluminar las fachadas perforadas durante la noche creando un dinamismo exclusivo que solo pueden ofrecer este tipo de aplicaciones perforadas. 

Todas estas soluciones pasivas que hemos referido se pueden implementar desde la concepción de un nuevo proyecto o sobre edificios ya construidos a modo de mejoras o mediante tareas de mantenimiento en las fachadas. Estos sistemas de control solar ayudan a mejorar el clima interior y en el entorno próximo de nuestro edificio. La consideración de estos productos en los nuevos proyectos o en la rehabilitación de fachadas contribuirá a generar una mayor sensación de confort a la hora de habitar el edificio, regulando la temperatura, tamizando la luz y creando, en general, un ambiente más saludable y habitable reduciendo o eliminando la necesidad de sistemas de refrigeración activos como aires acondicionados, etc. Estas soluciones frente a la radiación solar nos ayudan a climatizar mediante una arquitectura más inteligente, más integrada y respetuosa con el medio ambiente.

Simpleyfácil cuenta con un portafolios extenso de todos los productos pasivos para el control solar que hemos comentado en este articulo y otros móviles para atender las necesidades de cualquier proyecto. 

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *