¿Qué es un louver?

También son conocidos como persianas exteriores, cortasoles o celosías, son cerramientos que por sus características de diseño se convierten en elementos arquitectónicos ideales para su proyecto en construcciones con requerimientos específicos sobre ventilación. Iluminación, estética o ahorro de energía.

Los louvers son utilizados en una gran variedad de aplicaciones para el movimiento de aire, sobre todo como toma y extracción de aire en el diseño de sistemas de ventilación, así como, en cerramientos de fachadas exteriores de los edificios a la vista del público, patios, terrazas, galerías, marquesinas, tejadillos, entre otros.

El diseño de los louvers permite que éstos se acomoden con facilidad a cualquier hueco en construcción que requiera ser cerrado manteniendo condiciones de ventilación e iluminación controladas, revestimientos exteriores de paredes, fachadas ventiladas, muros de cortina o muros metálicos estructurales.

¿Para qué sirven?

Su instalación permite evitar la molestia de la luz directa del sol, sin impedir totalmente su entrada y favorecer la circulación inducida del aire, quitar las vistas hacia el interior e impedir la entrada del agua de lluvia. De igual manera brinda la posibilidad de cierres de huecos entre muros, vallado de jardines, cerrado de espacios para la ventilación, ocultar zonas de escaleras y tendederos de ropa, aireación para naves industriales y su instalación como falso muro, vallado o cercado

¿Qué ventajas ofrecen?

Los louvers son elementos arquitectónicos que agregan un alto valor estético a la edificación, mientras que ofrecen claras ventajas en sus proyectos como lo son:

  • Diferentes grados de control de solar dependiendo del diseño.
  • Favorecen el flujo de aire natural.
  • Brindan protección solar.
  • Protege las vistas del exterior.
  • Tienen un alto impacto visual.
  • Ayudan a mejorar el aislamiento acústico de edificios.
  • Control térmico de la temperatura en su aplicación como fachadas ventiladas,
  • Variedad de modelos disponible con acabados tanto lacados, anodizados o de tipo imitaciones madera.
  • Evita en diferentes grados y dependiendo del diseño la entrada de agua de lluvia.
  • Fácil montaje en obra.
  • Alta durabilidad.
  • Bajo peso que favorece su aplicación en la renovación de fachadas.

Diseño eficiente para el control solar

Al ángulo por debajo del cual se puede ver una forma o una fuente luminosa a través de las lamas de una louver o se le denomina ángulo de apantallamiento.

La naturaleza estructural de los louvers bloquea físicamente el paso de la luz en ángulos superiores al ángulo de apantallamiento. En aplicaciones horizontales a 90° con formas curvas la superficie del louver refleja la luz en ángulos iguales o menores que el ángulo de apantallamiento, favoreciendo la iluminación e impidiendo el deslumbramiento durante la mayor parte del ciclo circadiano del sol.

Cuando se instalasen louvers en ángulos superiores al ángulo de apantallamiento, poseerán una mínima parte del brillo asociado a la fuente de luz. La cantidad de brillo depende directamente del porcentaje de reflexión especular de la forma del perfil de lama y de su acabado.

El louver puede ser instalado en posición horizontal o vertical en virtud de las necesidades de estética o de control solar estimadas por el arquitecto, convirtiéndose esta última, en la elección ideal para áreas donde la comodidad visual y el control de la reflexión son importantes.

La construcción de fachadas ventiladas mediante la instalación de louvers perforadas permite pasar la luz pero impide que la temperatura dentro del edificio sea muy elevada y, de esta forma, se ahorra en refrigeración. Las aplicaciones perforadas dan a la fachada un aspecto opaco desde el exterior, mientras que desde el interior, la piel perforada; prácticamente desaparece quedando totalmente traslúcida favoreciendo la vista hacia el exterior durante el día y en forma inversa durante la noche si permanecen las luces encendidas al interior del edificio.

Ingeniería de diseño para favorecer la ventilación

La superficie de aireación que proporciona cada modelo de louver, limita la volumétrica de aire requerida para el buen funcionamiento de los aparatos de aire acondicionado. Para la instalación de modelos convencionales con áreas libres de ventilación del 25% es necesario aumentar la superficie de cobertura de la louver (medida de proyecto) o aumentar el área de ventilación reduciendo el número de lamas por metro de altura con el consiguiente riesgo de entrada de agua.

Cada día es más frecuente el diseño de nuevas formas y sistemas que reducen las medidas requeridas de cobertura en los proyectos al proveer con eficiencia las necesidades de flujo de aire requeridas por los equipos de aire acondicionado.

Existen en el mercado louvers especialmente diseñadas para la instalación en zonas donde se requiera ocultar las máquinas de aire acondicionado bajo la premisa de proveer un área libre de ventilación del 70 % que garantice un flujo óptimo de aire natural para el buen funcionamiento de cualquier equipo.

Por medio de la comprobación del flujo de aire que pasa a través de las áreas libres de los louvers, es posible hacer una determinación viable del rendimiento de los mismos, mientras que la selección de tamaño y forma del louver deber ser realizada sobre estimaciones precisas en cuanto a la caída de presión, velocidad, penetración de agua, entre otros puntos geográficos y climáticos de gran relevancia.
SEARQ® ofrece productos arquitectónicos sostenibles para el cerramiento de fachadas que optimizan el aislamiento constructivo al proveer control solar, ahorro energético, confort visual, térmico y acústico.

Para todos los lectores interesados en conocer nuestra oferta de louvers le invitamos a visitar:
http://www.searq.mx/productos/louvers-y-celosias

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *